Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Noemí Trujillo

Noemí Trujillo (Barcelona, 1976) es editora, poeta y escritora. Presentará su primera novela, Suzanne, el próximo 9 de marzo a las 19.30 h en la librería Lé (Paseo de la castellana, 154) junto a Lorenzo Rodríguez Garrido y Clara Sánchez.

Premios Playa de Ákaba

-¿Qué es para ti ser «Subway»? Quiere decir tener algo que decir y querer decirlo, no resignarse a ser invisible, a estar a la sombra de los escritores más conocidos. En el fondo, para mí, es una forma de rebelarme.

 -¿Desde cuándo eres «Subway»? Desde el principio, desde antes de comenzar con el proyecto, incluso. Yo tengo un poemario que se titula Generación Subway y que está escrito en 2011. Hace mucho tiempo que pienso en la idea de esta generación y me siento muy agradecida a todos los autores que me han ayudado en este proyecto. Creo que somos un grupo literario interesante, heterogéneo y con una larga vida por delante. Me gusta lo distintos que somos, que vengamos de diferentes áreas y profesiones.

Marta Abadía se define como «ecofeminista», Alycia Alba es periodista, María Alcocer es hematóloga, hay varios abogados en el proyecto, Carmen Arche es orientadora educativa, Iván Baeza es escritor, enfermero y poeta, hay profesores de enseñanza secundaria, de universidad, arquitectos, empresarios, productores cinematográficos… Este hecho le da una gran riqueza y variedad a los textos. «Generación Subway» es un proyecto abierto, participativo, inclusivo, que crece y se retroalimenta constantemente.

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? En los tres. Por sobrecargada de trabajo que esté, ¡no pienso perderme una publicación de Generación Subway! Quien me conoce sabe que es un proyecto que me hace muy feliz y del que me siento muy orgullosa.

-Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. En el primer relato publicado quise hablar de los solos que nos sentimos. El siglo XXI es para mí un siglo de desafectos. En el segundo relato quise tratar el tema de la obsesión por la belleza, que es un tema que me interesa mucho.

En el tercer relato he escrito la carta de una madrastra a su hijastra. «Madastra» es una palabra que no me gusta nada, por la connotación negativa que tiene, llevo desde 2008 pidiendo a la RAE que revise su definición de madrastra y que acepte «Mamadre», palabra inventada por Pablo Neruda, como sinónimo de madrastra.

Pablo Neruda tuvo una madrastra que le atendió desde que el tenía un mes y a la que dedicó el poema La mamadre. Creo que, tanto en la literatura como en el cine, es necesario dignificar el papel de las madrastras y los padrastros.

En poesía he publicado poemas ubicados en Barcelona, en El Paso y en Elsinore. Los aforismos que he publicado en Generación Subway 3 se van a publicar en un libro que editará Renacimiento, cosa que me ha alegrado mucho. Yo les insisto mucho a los autores Subway en que ir publicando en las antologías Subway es solo el principio de algo más grande, esos textos son suyos y pueden publicarlos después, cuando tengas bastantes, en un libro de relatos o un poemario individual o en cualquier otra editorial. Las posibilidades son infinitas, no se limitan solo a nuestras antologías, porque los derechos de los textos son de los autores. Pueden compartirlos como quieran y publicarlos en tantos sitios como deseen.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? Realmente, les sigo a todos. Suelo estar pendiente de lo que hacen , de en qué trabajan, de qué potencial y posibilidades tienen. Desde el principio he sentido mucha sintonía por el trabajo de David Yeste y Rosario Curiel, que impulsaron este proyecto generacional conmigo. Iván Baeza es un escritor que se incorporó en el segundo volumen y que me gusta muchísimo como escribe, creo que tiene una sensibilidad especial con la que sintonizo mucho, una fuerza interior desgarradora. Me ha gustado mucho el relato que ha publicado en esta tercera edición, Raquel y los demonios, y que comienza diciendo: «A veces, la vida te rompe en pedazos muy pequeñitos y luego te vuelve a recomponer con sumo cuidado». Recuerdo que lo leí y lo subrayé de forma instintiva, sin pensarlo si quiera. Después me fui a dormir y recordé esa frase y me alegré de ser la editora de Iván. Estoy segura de que hará algo grande. Miguel Hernández es un escritor y poeta que está con nosotros desde el primer libro Subway, al que le hemos publicado dos poemarios y una novela, creo que tiene mucho futuro. Confieso que, cuanto está el libro montado, los primero poemas que voy a buscar son los de Miguel. En este tercer volumen me gusta mucho el poema

: «Siempre hay una vía contraria, / una escalera a babor, / un transbordo donde huir del silencio, / una línea conectada al infinito».

Los poemas de Blanca Langa me gustan mucho («Finges verdad, pero no la conoces./ Finges verdad. Y tu verdad es humo»), los poemas de José Verón son siempre magníficos y también me gusta la poesía de Esteban Cabrejas.

Pero son solo algunos ejemplos, no puedo nombrarlos a todos, podría comentar algo que me ha gustado del trabajo de todos y cada uno de los autores. Estoy especialmente feliz con la colaboración del poeta José Cercas en este tercer volumen, Cercas es uno de los poetas que, al igual que yo, explora el tema de las nacionalidades poéticas: «Un hombre es una tarde que espera su patria». José Cercas es un poeta excepcional y estoy muy contenta de su participación en Generación Subway 3.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autora? Sí. Cada vez que llegan los libros Subway a casa tengo que moverlos en un carrito hasta la oficina de correos. Hay gente que, cuando me ve por la calle con los libros Subway, me comenta cosas: «mira, es de la generación Subway». Hasta la fecha, nadie me ha parado por la calle por mi trabajo poético, pero sí reconocen los libros de la Generación Subway.

Vaya donde vaya de España, sea una biblioteca o un centro cultural, conocen el proyecto de Generación Subway. Es algo que me hace sentir muy orgullosa.

-¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? Sus autores, sin duda alguna.

-¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? La verdad es que no lo sé. Me gustaría rendirle algún tipo de homenaje al romanticismo, que el movimiento literario que a mí más me gusta y, en especial, a Larra. Pero estoy abierta a sugerencias de los autores. A ver qué se nos ocurre.

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? Confieso que tengo debilidad por Aranjuez.

-¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? Me parece fantástico. Estoy orgullosa de que Playa de Ákaba les haya dado su primera oportunidad para publicar. Yo gané mi primer premio literario con 14 años, lo convocó el instituto en el que yo estudiaba. Fue mi primer premio de poesía, lo recuerdo con mucho cariño. Estoy segura que estas jóvenes escritoras ( no sé por qué pero las seis Junior que tenemos hasta la fecha son todas chicas) recordarán con cariño esta primera publicación y lo que supuso para ellas.

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor, la variedad. Lo peor es que, como somos muchos, los libros son muy extensos y eso complica un poco el trabajo de edición.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? Espero y deseo que se quede en el corazón de mucha gente. Mi sensación personal es que así es.

-¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. Estoy de promoción de mi primera novela, Suzanne. Se ha publicado en catalán con Empúrires y en castellano con Turpial. Estoy muy contenta y está funcionando bien. No he tenido ni una sola reseña, pero la novela se la colocado en listas entre los más vendidos con relativa rapidez. Esto, aunque pueda parecerlo, no es una casualidad. Llevo muchos años recorriendo el país, haciendo mucha gestión cultural, organizando actos en bibliotecas, en centros culturales, en librerías, tratando con autores, he publicado a mucha gente, he colaborado con mucha gente, he intentado poner mi granito de arena para cumplir editorialmente los sueños de mucha gente y eso, ahora, tiene su recompensa. Sé que toda esa gente que me quiere ahora está comprando la novela y se lo agradezco de corazón.

Estoy escribiendo mi segunda novela, voy despacio. Ando algo preocupada por la ausencia de poesía en mi vida. Pero ya llegarán los poemas de nuevo. Siempre vuelven.

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? Que vivimos demasiado pendientes de la tecnología y, en especial, del teléfono móvil. Deberíamos contar las horas las días que pasamos pendientes del teléfono y pensar a qué más le dedicamos tanto tiempo. Creo que la respuesta a esto responde a la pregunta. Le dedicamos más horas a nuestro teléfono que a la lectura, al estudio, al gimnasio o a cualquier otro proyecto. Y esto, la verdad, me entristece.

-¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? Sin duda.

-¿Qué piensas del momento actual en el mundo del arte y la literatura? Que es un momento confuso y que eso se refleja se todo lo que se crea.

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Me gustan mucho las poetas Sylvia Plath, Anne Sexton y Maria Mercè Marçal. También me gusta la poesía de Joan Vinyoli. Me ha influido mucho la generación del 27, en especial Lorca y Aleixandre.

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? Qué difícil. Los diarios de Kafka. Me parece un manual prefecto de escritura.

 -La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Somos escritores que nos diferenciamos de otros escritores porque nos fijamos y amamos todos los lugares por los que pasamos, para escribirlos o poetizarlos después.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? Por supuesto. Le pasa factura a todo, y también a la cultura.

-¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Yo soy partidaria de que la cultura tenga un IVA superreducido del 4%, creo que sería una buena medida para fomentar que se lea más, que se vaya más al cine y al teatro, y, por lo tanto, sería una buena medida también para terminar con la piratería. Me gusta recordar que para hacer una libro se necesitan a muchas personas (diseñador, maquetador, impresor, comercial, transportista, distribuidor, escritor, corrector, experto de marketing, publicista, etc) y que todas están personas pagan (pagamos) impuestos y contribuimos a la riqueza del país. Los piratas no pagan impuestos, los evaden, y se apropian sin derecho de algo que no es suyo. Creo que necesitamos leyes más duras para frenar la piratería.

Respecto a los derechos de autor, es un tema delicado. Creo que es algo que se revisará en los próximos años. Respecto a las subvenciones al sector del libro solo puedo decir que las pedí una vez y me concedieron 0 euros, un proyecto editorial independiente con autores desconocidos no parece interesarle al Ministerio. Así que no me voy a molestar en volver a hacer todo el papeleo, desarrollaré los proyectos que pueda desarrollar en la medida de mis posibilidades. Pero me entristece. Muchas veces los editores no podemos publicar libros que están descatalogados o que no se han publicado en España porque sabemos que tendrán poca venta y que no llegamos a cubrir los costes. Si el dinero que se otorga al sector del libro se repartiera mejor se podrían desarrollar más proyectos. A mí me gustaría publicar la poesía en español de Iván Vazov, que está inédita, pero no puedo hacerlo por temas de presupuesto. Los editores que reciben las subvenciones del sector del libro se comprometen a hacer fuertes donaciones a la red de Bibliotecas públicas de los libros que reciben subvención, por lo que al final, es algo que repercute de forma positiva en mucha gente.

Creo que es necesario una revisión de las bases de esas subvenciones y, a lo mejor, un cambio de criterio a la hora de otorgarlas. Pero yo no las voy a pedir más, adaptaré mi negocio a lo que pueda hacer y ya está.

Pero me hace gracia las fuertes críticas que reciben el sector del libro o el cine por estas subvenciones y que nadie se queje de lo subvencionada que está la industria del automóvil, por ejemplo.

-En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? Que no tengan tanto miedo a hablar de cultura y que defiendan los derechos de la gente que paga impuestos.

-¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Porque hay varios temas incómodos sobre la mesa, como es el de la piratería.

-Lánzanos una idea subterránea. A mí me gustan las estaciones de tren y de metro. Tengo un proyecto de entrevistar a la gente que se baja en una determinada estación y preguntarles por su vida: a qué hora cogen el tren, si lo hacen a menudo, si van a trabajar, etc… Me apetece conocer vidas anónimas, las vidas de personas que trabajan todos los días para que tengamos una sociedad mejor.

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? No sé definirlo. Imagino que para cada creador puede ser distinto este espacio.

-¿A favor o en contra de los premios literarios? A favor.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? A favor.

-¿A favor o en contra de la RAE? A favor.

 -¿A favor o en contra del masculino genérico? Ay… En un término medio. No estoy en contra, entiendo que es algo muy arraigado en nuestra lengua, pero no me parece mal utilizar desdoblamientos cuando se necesiten.

-¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? No, no creo que las lenguas sean machistas. Machista es el uso ( o no) que hacemos de ellas, pero no la lengua en sí. Las lenguas aceptan palabras nuevas (neologismos) para nombrar realidades nuevas, no me parece que la lengua española sea machista. El problema que existe es que mucha gente confunde género femenino con sexo femenino y esto, a nivel lingüístico, no es correcto.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? A favor.

-¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que pruebe una vez.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: