Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Paco López-Hernández

Paco López-Hernández (Madrid, 1966), farmacéutico de formación, bibliotecario de profesión. Es autor de varios relatos breves, cuatro de los cuales se han publicado (dos, en concreto, titulados El viaje de Beatriz y Próxima estación… en los volúmenes segundo y tercero de Generación Subway), de la novela El cerro de Garabitas, de próxima aparición en la editorial Libros.com y de unas cuantas más, inéditas (ahora mismo se está peleando con la que será la octava).

IMG_20150913_190711-¿Qué es para ti ser «Subway»? Formar parte de un proyecto más que interesante que sirve para dar voz a autores que están fuera de los circuitos habituales y escriben cosas que merece la pena leer.

-¿Desde cuándo eres «Subway»? Desde el segundo volumen de relato corto.

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? En el segundo, con «El viaje de Beatriz» y en el tercero con «Próxima estación…» Ambos en la modalidad de relato breve.

-Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. Me resulta complicado hablar de mí mismo o de lo que escribo; haré un esfuerzo y te diré que en ambos cuentos he utilizado la metáfora del viaje en metro para compararla con nuestro paso por la vida, en ocasiones solitario, muchas veces monótono y rutinario, y las ganas que tenemos de salir al exterior para ver la luz. En un caso la protagonista se resigna y sigue el viaje y en el otro se da una segunda oportunidad después de un fracaso, de una primera salida en falso.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? Me gustaría seguir a la mayoría, pero tengo mucho menos tiempo del que quisiera para poder leerlos con tranquilidad. Me llaman la atención sobre todo los más jóvenes, con esa frescura que nos empuja a los que ya peinamos unas cuantas canas.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? Es probable… Al menos entre familiares, amigos y conocidos. Lo cierto es que me ha permitido leer unos fragmentos de mis textos en público, lo cual es ya más de lo que me podía imaginar hace no mucho tiempo.

-¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? El entusiasmo, tanto de los autores como de editores, recopiladores, de quienes hacen las presentaciones… Es contagioso.

-Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen. Uf, qué difícil… Quizá homenajear a algún gran escritor del que se cumple el primer centenario en 2016, como Buero Vallejo o Cela.

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? Getafe es mi ciudad, así que se han colmado en gran medida mis deseos…

¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? Me parece estupendo. Ten en cuenta que uno de esos autores es mi hija, que tiene 13 años…

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor es todo, porque es una gran oportunidad para autores que de otra manera lo tendrían muy difícil. No se me ocurre ninguna crítica, ni siquiera el hecho de que el volumen sea bastante grueso, ya que todo lo que hay en él es bueno.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? No sé si llegará a mucha o a poca gente, pero estoy seguro que quien la conozca no la olvidará.

-¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. La verdad es que, por desgracia, tengo muy poco tiempo para escribir, sin embargo ocupo en ello todo el que puedo. Ahora mismo estoy en plena fase de ebullición, enfrascado con una novela, que, si consigo terminarla, será la octava…

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? Que, por desgracia, estoy de acuerdo. La comunicación, que es la base de las relaciones humanas, está cambiando y creo que muchas veces a peor. El que medios como WhatsApp o Twitter, con la escasa profundidad que permiten, sean hoy en día potentes vehículos de transmisión de ideas –para demasiada gente, los únicos que utiliza- hace que el discurso se empobrezca hasta unos límites que me parecen poco soportables.

Añadamos a eso la falta de contexto y el envalentonamiento que produce el anonimato y obtendremos esas más que desagradables y públicas peleas tabernarias y linchamientos a los que asistimos con demasiada frecuencia en las redes sociales. Por otra parte, en ocasiones tengo la sensación de que la gente ya no sabe hablarse cara a cara y que necesita esas herramientas para hacerlo, lo cual crea malentendidos y situaciones en la vida real –entendiendo como tal la que existe, aunque algunos no se lo crean, fuera de los medios de comunicación digitales- que hace pocos años eran impensables. En una palabra, deshumanización.

-¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? Como todos; no creo que llegue jamás el momento de la certidumbre completa. No es que conozca muy bien esos mundos, pero me temo que, como en todo, quienes mandan son los mercados y los dictados del mercado no tienen por qué coincidir con lo que, teniendo en cuenta otros puntos de vista, se podría considerar bueno.

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Me resultaría difícil señalarlos, aunque sí que puedo afirmar, aunque suene un poco presuntuoso, que quien más me ayudó a dar el paso de ponerme a escribir algo más en serio fue Marcel Proust y, más en concreto, la lectura de En busca del tiempo perdido.

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? Desde luego, a Cervantes. Leer el Quijote no tendría que ser una obligación, sino una necesidad.

-La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Yo no me considero muy transeúnte, si entendemos como tal ser un nómada. Tengo raíces bien firmes en Getafe, donde vivo y en Madrid, la villa en que nací, lo cual se refleja sin duda en todo lo que escribo. Ahora bien, eso no implica que crea que lo mío es lo mejor y está por encima de todo lo demás. En ese sentido sí que me acercaría al concepto de transeúnte: viajar es conocer y conocer es vivir.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Peliagudas cuestiones… La del IVA está muy relacionada con lo que he dicho un poco más arriba sobre los mercados. Cuando se considera que todo es mercancía pasan estas cosas, que hacen muy poco por la cultura y la creatividad.

En cuanto a la piratería, como es lógico no puedo estar de acuerdo con ella, pero creo también que las empresas editoriales «de toda la vida» tendrían que empezar a pensar que en los tiempos actuales no seguimos como cuando se inventó la imprenta y que la única forma de acceder a los libros es su forma impresa. Hay otras formas, cada vez más extendidas, pero no se pueden tratar de la misma manera. A lo que voy es que no se puede cobrar un libro en formato electrónico al mismo precio que uno en papel. Si se tuviera en cuenta ese detalle, seguro que la piratería bajaba bastante. Tal vez tendrían que tomar ejemplo de la industria musical, que, aunque también muy afectada por la piratería, parece estar empezando a adaptarse y a mitigar el problema.

Sobre los derechos de autor, hay que tener en cuenta que soy bibliotecario y en las bibliotecas muchas veces chocamos con determinados preceptos legales que nos parecen abusivos. Hay que defender los derechos de autor, por supuesto, pero creo que tal y como están planteadas hoy en día las leyes de propiedad intelectual en numerosas ocasiones se convierten en un freno para la investigación y la cultura, para que al final sólo unos pocos se aprovechen de lo recaudado por determinadas entidades en concepto de licencias o de derechos de autor. Cobrar un canon a las bibliotecas públicas, por ejemplo, me parece una aberración.

De las subvenciones al sector del libro no digo nada, pues no me gusta opinar sobre lo que no conozco.

-En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Quizá por lo que acabo de contestar en la pregunta anterior: de lo que no se sabe nada es mejor no opinar. Y además, estoy seguro de que piensan que eso no les da votos, con lo cual tampoco les debe de importar mucho.

-Lánzanos una idea subterránea. Si os la lanzo, dejará de serlo…

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Visto lo que algunos consideran arte –en ARCO, por ejemplo-, creo que los límites son más bien laxos…

-¿A favor o en contra de los premios literarios? Te contesto con una frase de Vicente Molina Foix que me llamó la atención y anoté hace ya unos cuantos años: «Los jurados deliberantes y el arte verdadero; dos categorías que rara vez coinciden».

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? Vale la respuesta anterior.

-¿A favor o en contra de la RAE? A favor, por supuesto. Estar en contra de la RAE por determinadas definiciones que aparecen en el diccionario, pedirla que las cambien, acusarla de tal o cual cosa por lo que se dice en esas definiciones, es una de las muestras de la superficialidad y la ignorancia de los tiempos que corren. La RAE no se inventa las palabras ni su significado, sino que vela por la unidad de la lengua española y verifica los cambios que el uso habitual –y no las leyes ni los políticos- hacen sufrir al idioma.

-¿A favor o en contra del masculino genérico. ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? Es como si me preguntases si estoy a favor o en contra del modo subjuntivo o de los adverbios de tiempo, pues el uso del masculino genérico no es sino un rasgo más de la lengua española, un mecanismo de economía para la comunicación. Ni el masculino genérico ni la lengua española son machistas; otra cosa es que el uso que se pueda hacer de ellos sí que sea machista en muchas ocasiones, en más de las deseadas (piénsese, por ejemplo, en el significado de «zorra» aplicado a una mujer y el mismo apelativo para un hombre), pero no estoy de acuerdo con que el masculino genérico siempre «invisibilice» (palabra mágica en la era de la comunicación, donde «si no estás en Google no existes») a la mujer.

Y es que las soluciones que se proponen… Lo del desdoblamiento puede hacer que la lengua se vuelva monótona y reiterativa. Una vez escuché a un político en la radio decir: «he venido a apoyar a los compañeros y compañeras candidatos y candidatas cordobeses y cordobesas». Con esto no quiero decir que quien así lo desee no utilice ese recurso, lo que no me gusta es que pretendan imponer ese uso a todo el mundo en nombre de la igualdad, como si quienes no hablasen así fuesen machistas por definición. Por no referirme a engendros como el empleo, en la lengua escrita, del símbolo de la arroba o las equis (español@s, españolxs). Quien escribe eso no debe de saber que, por ejemplo, las personas con problemas de visión utilizan programas lectores de pantalla que cuando lleguen allí no van a saber qué pone. Para arreglar una supuesta discriminación, cometen otra. Por cierto, no he utilizado ni un solo masculino genérico en toda esta respuesta.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? Si se saben utilizar bien, tan buenas como cualquier otra y más asequibles…

-¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que se lance… El placer de ver tu texto impreso ya merece la pena…

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: