Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Ángel Lara

Ángel Lara Navarro (Madrid, 1972). Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Lector desde siempre y escritor desde casi siempre. Estoy en casi todos los libros de la zona de descarga gratuita de la web de Playa de Ákaba. En formación hasta que la muerte nos separe.

Ángel Lara-¿Qué es para ti ser «Subway»? Pues ser lo que somos muchos en esta época de la tecnología: desconocidos con algo que contar si hay alguien que quiera escuchar.

-¿Desde cuándo eres «Subway»? Desde toda la vida, creo. O desde que empecé a ser yo. Nunca he hecho nada especial para que la gente me escuche, pero si alguien quiere escucharme, tengo cosas que decir.

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? Empecé en el segundo volumen. Siempre en Breve.

-Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. Pretenden hacer reflexionar sobre la manera que tenemos de ver la vida. O más bien sobre el poco tiempo que dedicamos analizar lo que vemos. Sin lecciones, eso sí. Son historias corrientes que puedes leer sin ir más allá, o te pueden hacer pensar si te pillan en el momento adecuado. O eso intento.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? Pues a los primeros que busco siempre son Luisa Gil y Miguel Hernández. Me gusta su manera de escribir, directa y cuidada, sin palabras de más, y sin palabras de menos. Siempre te dicen algo, y siempre sorprenden. Cada uno a su manera, eso sí. Después me relajo con Paz Martín Pozuelo, Kandu Banna y Noemí Trujillo. Son estilos más literarios, por así decirlo, se les derrama la poesía, incluso cuando abordan temas mundanos. A Iván Baena le descubrí en el segundo volumen y me encantó, fue una gran sorpresa. En esta última mantiene el nivel, desde luego. Y pienso seguir a partir de ya a Carmen Arche y a Javier Irigaray, sus relatos en Subway 3 me han dejado sin palabras.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? Creo que sí. Es verdad que este mundo está imposible, y no es mi medio de vida, lamentablemente, pero se ha creado un grupo impresionante que esperemos siga creciendo, y ya se van oyendo cosas de algunos de nosotros… y eso siempre está bien.

-¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? Los autores, claramente. Y la libertad que nos deja la editorial para expresarnos.

 -¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? No sabría decirte. Quizá seguiría con el juego que ha empezado en esta edición con Cervantes y buscaría otros autores a los que homenajear. Me gusta la diversidad de los textos, enriquece mucho el volumen, pero dotarles de un tema común, un hilo conductor, lo hace más interesante.

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? Pues vivo en Pinto, y este año se está revitalizando la cultura en el pueblo: conciertos, clubs de lectura… Igual podríamos encontrar un hueco.

-¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? Me parece un gran acierto. No son nada malos, no están ahí por casualidad. Además, aportan frescura a los volúmenes, y a ellos estar ahí les aporta experiencia. A escribir se aprende escribiendo, y cuando ves tu texto publicado le sacas todos los fallos que no veías en la pantalla de tu ordenador. Y si esto te interesa, aprovechas y lees los textos de otros autores de tu volumen. A escribir también se aprende leyendo. Me encanta que estén aquí, me gustan mucho. Una de las cosas que más me gusta de los textos de Generación Subway es que hay autores junior, senior y muy senior. Generaciones diferentes, visiones diferentes, sensibilidades diferentes, y eso enriquece mucho la lectura.

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor es la ilusión que se desprende de cada texto. La frescura de los autores, el esfuerzo por hacerlo cada vez mejor, las visiones tan diferentes de la vida en un solo volumen. ¿Lo peor? No sabría decirte… quizá que es muy extenso. Si eres parte de esto, se te hace corto, conoces a todo el mundo y te interesa lo que hacen, pero a la gente que se acerca con curiosidad le puede dar pereza abrir un libro tan gordo… o acabarlo… y es una pena. Pero claro, ¿qué texto quitas? Yo no me atrevería a quitar ninguno, así que tiene difícil solución.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? Quiero creer que está para quedarse. Es verdad que todo proyecto editorial acaba desgastándose, y no durará eternamente, pero creo que todos los que estamos aquí, y muchos de los que se acercan como lectores, lo recordaremos siempre. En cualquier caso, está arrancando, vamos a disfrutarlo.

-¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. ¿No decís que da mala suerte hablar de proyectos, que mejor callar hasta que se publiquen? Bueno, estoy escribiendo mi primer libro de relatos, a ver en qué acaba. El hilo es muy interesante, nuestro pequeño homenaje a un autor mítico, del que estoy aprendiendo muchísimo y al que disfruto leyendo. Noemí tiene la culpa de todo, lógicamente.

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? No sé si estoy de acuerdo. Parece obvio, pero esas nuevas tecnologías bien usadas pueden producir el efecto contrario. En las redes sociales hay de todo, bueno, malo y regular, pero no dejan de ser sociales, te acercan a la gente, sus vivencias y sus pensamientos. Su cultura, su arte. Son muy potentes, merece la pena usarlas bien.

-¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? Es un tiempo de cambio, desde luego. La globalización, la crisis… no podemos saber qué nos espera, seguramente tengamos que reinventarnos constantemente, lo que debería ser un estímulo para la creación en general, y el arte y la literatura en particular.

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Pues Playa de Ákaba, la verdad. He leído desde siempre, y hace años que escribo, pero nada serio, autopublicado para mi familia y amigos. Me apunté al Club de lectura Chandler&Thompson y todo encajó. Si tengo que destacar a alguien, el primero, sería Efraim Suárez. Siempre animando, siempre atento, y un corrector excelente. Como escritor está en otra liga, aunque no está teniendo suerte; pero llegará, no tengo dudas. Después tomó el relevo Anamaría Trillo, también Rafa Caunedo, mi profe. Ahora Noemí Trujillo, por supuesto, siempre motivando, siempre pendiente…

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? Pues está mal decirlo aquí, pero evidentemente recomiendo a Lorenzo Silva, por su naturalidad y por su disimulada profundidad. En otros círculos podría descubrírselo a alguien, aquí casi está de más. Parece que van a reeditar “La sustancia interior”, que no es su libro más conocido, pero debería. Cuando me apetece leer algo diferente tiro de Juan José Millás, un genio, y me encanta el estilo de Arturo Pérez Reverte, siempre con la palabra perfecta. También Almudena Grandes, que me parece que tiene una prosa muy potente. De más atrás, Delibes, “La sombra del ciprés es alargada” me descubrió la literatura de verdad. De los libros editados por Playa de Ákaba, imprescindibles “Relojes muertos” de Eva María Medina, y “Amaneció de nuevo Madrid” de Anamaría Trillo. Espectaculares, cada uno a su manera.

-La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Pues yo lo entiendo como un mirar siempre lo que tienes delante. Cada día pasas por un sitio diferente, o te cruzas con gente diferente. Estamos en continuo movimiento, pero muchas veces ni nos damos cuenta de ello. Para ser escritor, para ser Subway, hay que pasar por los sitios mirando a tu alrededor.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Sobre todo pasa factura a la educación, que es la base para la cultura. Es una pena, pero lo que nos enseñan los políticos no es en absoluto edificante, y nos empuja a mirar la vida en términos económicos y de confrontación. Una pena, insisto.

Lo de la piratería me parece un escándalo. Me parece un escándalo que no se persiga, pero sobre todo me parece un escándalo que lo veamos como algo normal. Es robar, y es ser un desagradecido. Si robas un libro de un escritor concreto es porque te gusta, te hace pasar un buen rato, ¿y la manera que tienes de agradecérselo es robándole su trabajo? No lo entiendo. La excusa es fácil, se demoniza a las editoriales, sin darnos cuenta de toda la gente que tiene que trabajar para que un libro llegue a tus manos de lector en las condiciones en las que te llega. Hay que valorar el producto. La autoedición puede ser una salida, no quiero que se me malinterprete, pero la diferencia entre un libro autoeditado y un libro con profesionales detrás es abismal.

El IVA me parece un abuso, en la cultura y en otras mil cosas más, pero no creo que sea realmente el problema; el problema es lo que decía antes, que no se valora el trabajo que hay detrás de un buen producto, y todo parece caro.

Tengo que decir que tampoco soy amigo de las subvenciones. Preferiría dejarlas exclusivamente para la Educación y la Sanidad, y para dar comida y vivienda a quien realmente lo necesite, y solo mientras lo necesite, y que a cambio se bajasen los impuestos, la cuota de autónomos, por ejemplo, y se dejase emprender sin poner trabas. Creo que todo encajaría de una manera más natural.

En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? ¿Decirles? Podría estar horas hablando con ellos… o solo un minuto. Yo creo que no hablan de cultura porque no les da votos. Y si hablan de derechos de autor, de piratería, de tantas cosas, pueden perderlos. Ellos no dejan de ser un reflejo de la sociedad en la que vivimos, salen de ella, aunque luego se asienten unos cientos de escalones más arriba.

-Lánzanos una idea subterránea. Pues lo que se me ha venido a la cabeza es una frase que no es mía, es de una canción de Fito (Adolfo Cabrales) que me encanta, y creo que es muy Subway: “¿Quieres ver el mundo? Mira, está debajo de tus pies”.

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Lo que es difícil de definir es la línea que separa el arte de la nada. O más que definirla, dar con ella.

-¿A favor o en contra de los premios literarios? A favor, aunque me gustaría que recuperasen su esencia. Tengo la sensación de que antes valían para promocionar nuevos autores, y ahora para revitalizar las ventas de escritores ya consagrados.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? No sería sexista en esto tampoco, aunque tengo claro que para conseguir llegar al punto medio antes hay que tirar hacia el otro extremo.

-¿A favor o en contra de la RAE? A favor. Preferiría que hiciesen más labor educativa y no acabasen aceptando términos y reglas erróneas solo porque se haya extendido su uso, pero a favor, en cualquier caso.

-¿A favor o en contra del masculino genérico? ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? Creo que nos desgastamos en lo superfluo y no nos quedan fuerzas, o valor, para defender la igualdad en las situaciones realmente importantes.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? A favor.

¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que pruebe una vez y, sobre todo, que se venga a alguna presentación. Será Subway para toda la vida.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: