Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Sergio Pardo

Sergio Pardo (Madrid, 1979), residente en Torrejón de Ardoz. Ganador del primer premio del concurso juvenil de carácter nacional e internacional «Mari Puri Express» en 2001 y 2002 en la categoría de Poesía, autor seleccionado para formar parte de la antología «Latidos de la Vida» de Libróptica en 2013. Miembro de la Asociación de Escritores de Madrid. Autor de la «Generación Subway». Obras: «Fragmentos» (libro de relatos – 2014) y «En las entrañas de un ángel caído» (libro de poemas- publicación inminente), ambos por Éride Ediciones.

Sergio Pardo-¿Qué es para ti ser «Subway»? Ser «Subway» para mí significa dar voz a ese mundo oculto que nos rodea y por el que nos movemos sin apenas darnos cuenta, conseguir que los tabúes sociales se rompan para que pueda conocerse una realidad que tratan de hacer invisible ante nuestros ojos con falsas expectativas de un mundo equilibrado, feliz y sin taras, para así poder pensar por nosotros mismos más allá de lo que tratan de vendernos como siglo XXI.

-¿Desde cuándo eres «Subway»? Creo que desde que comencé a escribir “en serio”, más allá de aquellos versos adolescentes que dedicaba a amoríos imposibles. Considero que mis textos han ido siempre un poco contra la corriente; en ellos, destaca la ausencia de esa falsa felicidad y optimismo que suele imperar en los textos exitosos de hoy en día; tampoco se vislumbra en ellos a los personajes y tramas de moda, cuyo uso y abuso hasta la saciedad llega a ser un despropósito. Considero que la vida ha de mostrarse tal cual, lejos de espejismos y utopías. Con sus alegrías, que las hay, pero también con sus miserias, sin llegar a caer en el dramatismo facilón. Mostrar solo una parte de la vida denota una falsa realidad; y no soy amigo de las falsedades.

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? He participado en el volumen III, con mi relato “Y todo es tan científico”. Llegué tarde a la convocatoria del segundo, y desconocí la existencia del primer volumen en su momento.

Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. Sencillamente, que la vida no es ese puzle perfecto donde todas las piezas encajan, como tratan de demostrar incesantemente, atribuyendo cada hecho acaecido a un ser vivo a un axioma científico. Hay vida más allá de la ciencia, aunque algunos prefieran cree en la existencia de un único mundo cuadriculado lleno de números y teorías.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? Sigo a unos cuantos; sin duda, la originalidad es lo que más me llama la atención. En la puesta de largo de este tercer volumen el pasado 5 de marzo en Alcalá de Henares, descubrí muchas e interesantes opciones en cada uno de los participantes en aquella jornada literaria.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? Creo que me la dará, sin duda alguna. «Subway» no es una recopilación de textos al uso, se trata de textos itinerantes, donde los autores nos movemos con ellos por varios lugares de la geografía española, dándolos, y dándonos, a conocer. Playa de Ákaba, en este sentido, es una editorial que no se acomoda tras la edición, sino que mueve todos los hilos posibles para dar visibilidad a sus autores. Y eso es un punto muy positivo.

-¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? La participación activa de todos los que formamos parte de ella, tanto autores, como la misma editorial. Sin duda alguna, es lo que destaca sobre otras antologías.

-¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? Historias que se esconden tras los ojos de los viandantes en el suburbano.

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? Más que a qué ciudad o localidad en concreto, lo que sería magnífico es que pudiera haber una ruta de «Generación Subway» por toda la geografía española.

-¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? Fantástico, hay que contribuir a alimentar el hábito de escribir entre los menores que comienzan en este mundo, y nada mejor que hacerles partícipes de esta generación para que no decaiga su ánimo y sigan por esa incipiente senda literaria que comienzan a recorrer.

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor es poder dar cabida a todos sus autores, la originalidad que desprenden las obras y el ánimo de seguir avanzando volumen tras volumen. Lo peor es que hay gente, por desgracia, que no está acostumbrada a leer libros de este tamaño (a no ser que sea uno de esos best-sellers que lee por aquello de seguir la moda) y variedad y riqueza literaria (esa misma gente suele optar por textos no demasiado complicados), y, probablemente, no sabrá valorar como se merece esta antología literaria.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? Creo que quedará en el corazón de algunos pocos, y otros muchos lo olvidarán con el avance cotidiano de sus vidas. No obstante, esos pocos son los que nos darán alas para seguir creando y avanzando por estos mundos literarios. Y es por quienes merece la pena continuar en ellos.

-¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. Actualmente estoy a la espera de que se publique mi poemario “En las entrañas de un ángel caído”, y estoy escribiendo de todo un poco: Relatos, algún poema puntual, y un intento de novela, que va a cumplir dos años desde su comienzo y de la cual apenas llevo unas veinte páginas.

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? No podría estar más de acuerdo con esta afirmación. La gente se escuda tras falsos perfiles, tras el ideario de sus vidas perfectas con fotos donde irradian felicidad, belleza y costumbrismo positivo, pero están obviando lo más importante: Se están perdiendo todo aquello de lo que presumen en internet. Muestran tal perfección que no disfrutan de lo que hacen, se mantienen tan alerta de los alardes y los “me gusta” de todo aquello que comparten, que verdaderamente están dejando de lado su propia vida, en detrimento de su tecnológica idealidad.

-¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? Y tanto, además de toda índole: En la vertiente política, en la social, en la económica… Pretendemos ayudar a nuestros vecinos cuando no somos capaces de acabar con nuestros propios problemas, somos tan políticamente correctos que nos ofende hasta lo más natural, y nos miramos tanto al ombligo que nos creemos el del mundo. Estamos perdidos en la senda de caminos con finales nada claros.

En el arte y la literatura hay una gran variedad, y eso es algo positivo; sin embargo, la facilidad de dar cabida a una obra artística o literaria por disponer de dinero suficiente para pagar una exposición o una autoedición, las desvirtúa sobremanera, las infravalora y ningunea, lo cual es muy peligroso, ya que no se toma en serio la cultura, porque hoy en día cualquiera puede publicar un libro o exponer un cuadro, aunque sean una auténtica basura. Se echa a perder, por todo ello, cualquier credibilidad hacia los artistas y escritores.

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Gustavo Adolfo Bécquer fue mi padre literario, tras leer sus rimas y sus leyendas empecé a iniciarme en la escritura.

-A qué autor recomiendas encarecidamente leer. A mi padre literario, no podría ser de otro modo. En su aparente sencillez, se esconden tantas cosas… No deja indiferente a nadie.

-La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Es el transitar diario, a través del verso y la prosa, por aquellos recovecos de la existencia que para muchos pasan inadvertidos.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Más allá de la incertidumbre política, generalmente, gobierne quien gobierne, la cuestión de la cultura parece ser que les resulta indiferente; con sus disparatadas medidas, parece que tratan de incentivar la incultura ciudadana, para poder manejar a su antojo al pueblo, tergiversando información para adoctrinarlos según su conveniencia, ya que un pueblo inculto, sin información, es un pueblo fácilmente manipulable. De otro modo, no logro entender el porqué de esos abusivos precios en todo lo que concierne a la cultura, como tampoco entiendo esas tasas universitarias desorbitadas, o los precios de los libros de texto, por ejemplo.

El IVA cultural me parece un abuso bochornoso, deberían plantearse nuestros gobernantes reducir sus sueldos mensualmente en un pequeño porcentaje; a buen seguro, el dinero sobrante superaría las ganancias derivadas de dicho impuesto.

La piratería es algo que no apoyo actualmente, aunque no voy a negar que he sido consumidor; pero seamos claros, piratería también es fijar precios exagerados a todo producto que alimenta la mente del consumidor y crea conciencia, y que luego, por ejemplo, se subvencionen cierto tipo de asociaciones, empresas, actos y espectáculos de dudoso gusto que pertenecen a un sector privado solvente porque cuentan con el beneplácito del mandatario de turno.

Los derechos de autor son necesarios, es lógico que el esfuerzo de un autor tras crear su obra se vea recompensado, aun a pesar de que la cantidad que obtiene es ridícula con respecto al precio en el que se pone en venta dicha obra en el mercado.

En un mundo como es el del sector del libro, cualquier subvención debe ser bienvenida, ya que, dentro de la cultura, me temo que los libros son los más infravalorados, por lo que su desarrollo difícilmente podrá mantenerse a flote por sí solo.

En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Como te comentaba en la respuesta a la pregunta anterior, considero que no es que tengan miedo, sino que les da lo mismo; mientras digan lo que quieren escuchar los votantes para conseguir el voto, lo demás no importa. En unas elecciones, que un candidato diga que va a hacer desaparecer el IVA cultural o que va a abaratar las entradas a los museos o al cine, llamará la atención de una mínima parte de la población, mientras que si dicen que acabarán con el paro o la corrupción moverán muchos más votos, que es lo que les interesa, a fin de cuentas, para lograr llegar al poder.

En cuanto a qué les diría, dudo que quisieran escuchar la opinión de un ciudadano de a pie como yo, que no les va a beneficiar en absoluto una vez se encuentren ocupando sus respectivos escaños.

-Lánzanos una idea subterránea. Una jornada literaria de «Generación Subway» en la estación de Chamberí.

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Creo que no existe frontera entre ambos, uno lleva al otro, y viceversa. Conviven en perfecta armonía, e intercambian opiniones a menudo.

-¿A favor o en contra de los premios literarios? A favor, siempre que sean totalmente objetivos y no se busque el lucro por parte de los organizadores haciendo abonar un importe por su participación a los interesados.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? A favor, ya que a los hombres se nos ha dado siempre demasiado protagonismo en todos los aspectos de la vida, cuando las mujeres siempre han merecido estar en la misma posición que nosotros. ¿No ha habido siempre eventos exclusivos para hombres? Pues bien está que ahora solo se den para mujeres, como los premios literarios, por ejemplo.

-¿A favor o en contra de la RAE? A favor, ¿qué sería de nosotros sin las normas por las que velan? Además, aunque despacio, va adaptándose a los tiempos que vive. Aunque, por otro lado, creo que hay cuestiones en las que se relaja demasiado, como, por ejemplo, en la desaparición de la tilde en los pronombres para diferenciarlos de los determinantes porque se hacía un uso indebido de esta, o en la inclusión de ciertos vocablos absurdos que no trascienden en absoluto, como “amigovio”. En fin, supongo que su modernización pasa por este tipo de incomprensibles situaciones.

-¿A favor o en contra del masculino genérico? ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? Se supone que el masculino genérico engloba tanto lo masculino como lo femenino, pero si en lugar de decirse “Bienvenidos a”, se dice “bienvenidos y bienvenidas a”, suena bien. De hecho, de ambos modos suena bien. A mí lo que me da realmente miedo es que se nos quiera diferenciar en tantos aspectos a hombres y mujeres, como si fuera malo englobarnos en un solo término, cuando lo que hay que conseguir por todos los medios es la igualdad entre ambos.

Considero que la lengua española es machista en el uso de ciertos vocablos que, dichos en masculino o en femenino, cambian radicalmente su significado, pero no necesariamente es machista por el uso del masculino genérico. Tendemos a ser tan políticamente correctos, que a veces se nos va la mano. Y creo que en el masculino genérico nos encontramos ante uno de esos casos.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? A favor; de hecho, las utilizo. Eso sí, sin llegar a agobiar. Estas herramientas son útiles si se utilizan adecuadamente, pero pueden llegar a ser terriblemente pesadas si constantemente se publican cosas relacionadas con tu último libro. Resulta desconcertante encontrar usuarios que solo saben escribir que su obra te sorprenderá gratamente, que es su última novela, que la tendrás por un módico precio… Y así una vez tras otra cada cinco minutos. La gente se cansa de ese autobombo desmedido.

-¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que no tenga miedo de escribir lo que piensa y que plasme en el papel aquello que le inquieta.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: