Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Enrique E. de Nicolás

Enrique Eloy de Nicolás (Valladolid, 1966). Es funcionario público en Madrid. Cursó estudios de Geografía e Historia por la UNED. Miembro fundador de la Asociación de Escritores Alfareros del Lenguaje” (www.alfareroslenguaje.org), miembro de la “Red Mundial de Escritores en Español” (REMES) y de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Ha publicado los libros de relatos “Al abrigo del Ocaso” y “Secretos de Sacristía”, además del libro de teatro “Mutis por el Foro”. También ha colaborado en varias antologías narrativas e infantiles.

Enrique-Eloy-de-Nicolás-¿Qué es para ti ser «Subway»? Significa mucho, pues creo que es una forma de que los escritores desconocidos nos demos a conocer… Además, me siento completamente identificado con las propuestas y la filosofía del proyecto.

¿Desde cuándo eres «Subway»? Desde el tercer volumen… había oído hablar sobre ello, pero nunca había tenido la oportunidad de participar, y puedo asegurar que ha sido una experiencia inolvidable, que pienso repetir… si me dejan…

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? Como dije anteriormente (y no era mi intención adelantarme), sólo en el tercer volumen. Espero participar en los próximos cien…

-Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. El único texto con el que he participado, en el tercer volumen como ya he dicho, es un relato titulado TIEMPOS NUEVOS, que nos hace vislumbrar, desde la visión de un científico del año 1967 que viaja en el tiempo al Madrid del 2015, los cambios existentes en esos casi 50 años. Lo que quise dar a entender es la deshumanización que tenemos sobre nuestras vidas por culpa de la tecnología (teléfonos móviles, tablets, video consolas, etc.), mal utilizada, por supuesto. Me da mucha pena comprobar que cada vez tenemos menos relacionales personales entre nosotros por culpa de esos aparatos… Parece que nos mejoran la vida, pero yo creo que nos han esclavizado sin que nos demos cuenta.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? He leído algo de otras antologías y he comprobado el alto nivel de los textos. De quien he leído alguna obra (o casi todas) y sigo de alguna manera, es a Teresa Oteo, que ya ha participado en otras antologías de Playa de Ákaba.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? Pues, si te digo la verdad, aún no lo sé. Yo espero que así sea…

-¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? Creo que son muy importantes los autores participantes… Por supuesto, Playa de Ákaba y las personas que lo coordinan, que nos dan la oportunidad de participar…

-¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? No lo sé… Se me ocurren muchas, tantas como volúmenes se podrían sacar durante años…

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? Me encantaría Toledo… Y, por supuesto, mi querida Segovia…

-¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? ¡¡Me parece genial!! Los jóvenes vienen pisando fuerte y deben tener oportunidades. Quizá ellos, al ser tan jóvenes, puedan aprovecharlas mucho antes que nosotros, los que crecimos con los “Payasos de la Tele” (Fofó, Miliki, etc.)

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor, pues la cantidad de autores que participan, que cada vez son más; el nivel de los textos y que, ese es mi deseo, creo que se consolidará a lo largo del tiempo. En cuanto a lo peor… no encuentro nada.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? Yo conozco este proyecto desde hace poco tiempo, pero sí sé que hay gente, mucha, que lo conoce, que ha oído hablar de ello. Creo que será algo que se consolide, al menos ese es mi deseo.

-¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. Acabo de publicar un libro con varias obras teatrales que escribí allá por los años 80, en plena “movida madrileña”, y estoy con su promoción; al mismo tiempo que sigo haciendo presentaciones de mi anterior libro, un volumen de relatos publicado el año pasado. Actualmente tengo dos novelas empezadas (una más avanzada que la otra) que espero poder terminar en los próximos meses.

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? Estoy de acuerdo con ese ideario… De hecho, como dije antes, el relato con el que participo en este tercer volumen trata de eso, de la deshumanización de la persona con la rápida y frenética irrupción de las nuevas tecnologías; de cómo el ser humano se esclaviza a pasos agigantados con estas tecnologías que, en algunos casos y desgraciadamente cada vez más, llegan a producir adicciones en muchas personas.

-¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? Por supuesto que es un siglo repleto de incertidumbres. Hace quince años nada más, la economía mundial era estable (aunque el paro siempre ha sido un problema inacabable) y la gente, los ciudadanos, no teníamos una sensación tan alta de inseguridad. Hoy, todos estamos preocupados por eso, por los problemas económicos que viven muchísimas familias; por los desplazados que huyen de sus países por guerras que nunca terminan y por el temor al terrorismo yihadista, que puede aparecer con su mano de terror en cualquier momento y en cualquier parte del mundo. Yo, al menos, me siento así…

En cuanto al arte y la literatura, creo que es lo mismo de siempre. El artista, el escritor, tiene muy difícil vivir de su trabajo, de hacer lo que le gusta, por lo menos en España. Ciñéndome a la literatura, que es lo mío, en nuestro país se lee muy poco, por desgracia, y lo poco que se lee es a autores consagrados. Lamentablemente, en las estanterías de cualquier librería sólo encuentras libros de esos autores. Y creo que hay mucho talento en autores desconocidos que tienen/tenemos mucho que decir y que aportar. Y es difícil que las editoriales apuesten por nosotros, porque, al fin y al cabo, son empresas que lo que buscan es ganar dinero…

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? De niño, leí muchos cómics de Mortadelo y Filemón. Al inicio de mi adolescencia leí mucho a Mark Twain, Charles Dickens y Emilio Salgari. Y ya, en mi etapa adulta, me marcaron para siempre Edgar Alan Poe, Oscar Wilde y Gabriel García Márquez.

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? A mí me encanta toda la producción literaria de García Márquez, porque creo que es un maestro de la literatura en lengua castellana. Por supuesto, a Cervantes, y no sólo “El Quijote”, también sus “Novelas Ejemplares” y sus entremeses.

-La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? No sé muy bien a qué se puede referir ese término… Para mí, al ser un autor nacido en la segunda mitad del siglo XX, lo de “identidad transeúnte” me inspira ese paso difícil que hemos tenido que vivir en cuanto a rápidos cambios tecnológicos, e incluso morales y sociales, a los que te tienes que adaptar de la mejor manera posible o quedarte en la cuneta.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Es evidente que la incertidumbre política nunca es buena, sea donde sea. En España, por desgracia, ningún gobierno, sea del color que sea, se preocupa demasiado por la cultura… más bien sólo lo justo. Del IVA, mejor no hablar, porque daría para varios volúmenes. La piratería, algo que habría que erradicar, es consecuencia de los elevados precios de los productos culturales. Si las empresas distribuidoras, editoriales, estudios de grabación, etc., renunciaran a ganar tanto dinero, podrían reducirse los precios y la gente no tendría necesidad de “piratearlos”. Recuerdo, hace unos años, cuando los discos de música (ya eran CDs) costaban entre quince y veinte euros, la cantante Alaska sacó al mercado uno nuevo y lo puso a la venta a tan solo seis euros. Pues todo el mundo musical, incluidos sus propios compañeros de profesión, se le echaron encima por sacar un disco al mercado a ese precio. Sin embargo, ella no cedió, y vendió gran cantidad de discos en todo el mundo. Siempre es cuestión de precios, estoy convencido.

-En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Para empezar, porque a ninguno le interesa poner el cascabel al gato. La cultura, como dije antes, nunca le ha interesado demasiado a los políticos.

Y, en segundo lugar y aunque me duela decirlo, porque en España el nivel cultural de la población en general es más bien bajo. No hay que ver más que los programas de televisión que más audiencia tienen siempre son los reality show y todos los del corazón, sin dejar aparte las retransmisiones deportivas. Los políticos también saben esto, no son tontos; y en sus debates sólo hablan de lo que interesa a la mayoría, y por desgracia, la cultura no es de lo que más interese a la mayoría de la población.

-Lánzanos una idea subterránea. Me habéis pillado. No se me ocurre ninguna en este momento.

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Creo que no se puede definir esa frontera. Supongo que cada uno, cada creador, lo tendrá establecido inconscientemente; y que lo que para mí es blanco, para otro será negro…

-¿A favor o en contra de los premios literarios? Los premios literarios siempre son interesantes, pero creo que, en muchos casos, los premios ya están dados de antemano, sobre todo en los premios importantes.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? En contra, porque debemos luchar siempre por la igualdad. Nunca he sido partidario de las discriminaciones.

-¿A favor o en contra de la RAE? Siempre a favor…

-¿A favor o en contra del masculino genérico? ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? Es un tema que ya me aburre. Nuestra lengua está así establecida y no tiene por qué ser machista por ese motivo, creo yo. Estoy cansado ya de oír a políticos y sindicalistas nombrar a “ciudadanos y ciudadanas”, “obreros y obreras”, “vascos y vascas”, “españoles y españolas”… Los idiomas se crearon para facilitar la comunicación entre las personas, y creo que no hacemos más que complicarlo todo.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? Bien usadas, siempre pueden llegar a ser una buena herramienta. Aunque, creo que te roban demasiado tiempo para el beneficio que recibes…

-¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que se anime a participar, porque la experiencia es única: Ver tu relato publicado en una antología, junto a otros autores, y estar en las presentaciones y promociones que Playa de Ákaba organiza, creo que es algo que les alegraría el alma.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: