Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Gabriel Neila

Gabriel Neila. Es profesor del departamento de Historia, Estudios Hispánicos y Latinoamericanos de la Universidad de Thammasat (Bangkok, Tailandia). Premio Escriduente 2014 al autor más original y creativo por su novela “La vida en mayúsculas” (Sial-Pigmalión, 2014). Durante varios años participó en el taller de escritura creativa que dirige la escritora argentina Clara Obligado. Algunos de sus relatos han aparecido en las antologías de Playa de Ákaba “Generación Subway Breve I” (2014), “Generación Subway Breve II” (2015), “Cuentos de Navidad” (2015) “Generación Subway Breve III” (2016) y “La narrativa tenía un precio” (2016).

Gabriel Neila-¿Qué es para ti ser «Subway»? Para mí ser “Subway” significa pertenecer a un grupo de compañeros en el que se encuentran escritores que quieren contar historias o expresarse de manera libre y sin ataduras de ningún tipo. También creo que, para ser “Subway”, se debe defender una forma abierta, integradora, moderna y muy personal de entender la literatura. Los tiempos han cambiado y, evidentemente, la literatura del siglo XXI no se puede defender siguiendo los postulados del siglo XIX. Por esta razón, los “Subway” somos más necesarios que nunca en estos tiempos.

-¿Desde cuándo eres «Subway»? Formo parte de este proyecto desde el primer volumen. Ya desde entonces fui partícipe de cómo se fue creando toda esta aventura. Tanto Noemí Trujillo como Anamaría Trillo fueron dos de las personas que me animaron a participar y estoy encantado de haber aceptado su consejo. Una vez que ya han pasado dos años desde entonces, no me arrepiento, para nada, de aquel paso que di en su día y que me ha abierto las puertas de un grupo de escritores muy interesantes y con muchas cosas que decir, siempre apoyados por una editorial valiente que se preocupa por sus autores.

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? He participado en los tres volúmenes de “Generación Subway Breve”. Prometo participar de ahora en adelante en todas las antologías “Subway” de relato que vayan apareciendo. Creo que es el lugar más apropiado para mí y donde podré aportar algo positivo al proyecto.

-Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. En los tres relatos que he publicado en los tres volúmenes de “Generación Subway” trato de contar historias de personajes con los que nos podríamos cruzar en cualquier viaje en metro. Creo que los viajes subterráneos son la metáfora de nuestro día a día y de nuestra sociedad. No nos detenemos a fijarnos en la persona que está a nuestro lado, porque solemos ir embobados con los teléfonos, reproductores de música y demás parafernalia. Este hecho hace que cada vez nos estemos aislando más de lo que nos rodea y nos estemos convirtiendo en seres demasiado “individualizados”. Mis historias “Subway” tratan de reflejar esa realidad.

Por ejemplo, en el relato del primer volumen, “Confesiones”, una inmigrante cuenta su día a día a través una historia que se puede considerar como un grito de desesperanza. En el relato del segundo volumen, “El perseguidor”, cuento la historia de una obsesión amorosa. ¿Quién no se ha fijado en algún hombre o mujer que nos atrae en el metro, y al que no nos atrevemos a decirle nada? En el tercer volumen he participado con el relato “El mendigo de la estación de metro” que es una historia que me contaron hace tiempo y que, desgraciadamente, sucedió en la realidad.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? Me gustaría seguir a más autores “Subway” de los que conozco ahora mismo. En principio te voy a nombrar a tres que me fascinan: Anamaría Trillo, Úna Fingal y Antón Arriola. La primera ya me conquistó con sus cuentos de “El faro de Umssola” y me presentó a uno de los personajes más apasionantes de la narrativa española de este principio de siglo, Margarita, la protagonista de “Amaneció de nuevo Madrid”. En el caso de la segunda, recuerdo con mucho cariño las sensaciones que me regaló con su novela “La canción del bardo” en el que retrató sensacionalmente los paisajes de un país que me encanta como es Irlanda. Ahora estoy descubriendo al último autor que os he mencionado. Estoy paladeando su primera novela “Rjukan” y me parece muy potente.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? La visibilidad de mi obra no es la principal razón por la que quise colaborar en este proyecto. Cuando decidí enrolarme en esta aventura, quería encontrar un lugar en el que se me diera la oportunidad de contar historias de forma libre. La posibilidad de que mi obra pueda ser más visible o no depende de los lectores. Espero, no obstante, que el hecho de pertenecer al proyecto “Subway” me ayude a ganar lectores y, si fuera posible, pueda obtener un poco más de visibilidad para mi obra.

-¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? Las ganas, la frescura y la libertad de unos autores que cuentan las historias que les apetece sin tener en cuenta posibles criterios editoriales o mercantilistas. La libertad creadora es, sin duda, la bandera de este grupo.

-¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? Me encantaría que se continuara con la senda de homenajes a figuras importantes de nuestra literatura que se ha abierto en el tercer volumen. Quizás un reconocimiento a algunos autores del XIX sería una buena opción. Me encantan Larra y Galdós, así que lanzo esa propuesta al aire. ¡A ver qué pasa!

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? No voy a mencionar ninguna ciudad en concreto, porque a todos nos gustaría que hubiese presentaciones cerca de nuestros lugares de residencia. Lo que verdaderamente sí me gustaría es que las antologías “Subway” tuvieran una presencia continua y estable en las librerías y bibliotecas de todo el país. Sé que es un sueño difícil de cumplir, pero seguro que no será imposible.

¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? Me parece una idea estupenda. Todas las actividades que sean motivadoras para que los jóvenes comiencen a acercarse al mundo del libro, tanto como lectores como futuros autores, son positivas. Tenemos que intentar que los jóvenes pierdan el miedo a la literatura, y eso solo se consigue a través de la participación y de la escucha activa. Seguro que las historias que estos chavales nos tienen que contar son muy interesantes.

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor, sin duda, es la ilusión y el buen trabajo que se ha realizado en los tres volúmenes anteriores. Son libros editados de forma muy profesional y con un montón de historias y propuestas literarias interesantes que merecen ser escuchadas y tenidas en cuenta.

Lo peor podría ser el hecho de que las antologías son un tanto extensas. Entiendo que hay muchos autores que deben ser incluidos por méritos propios, pero, quizás, a los lectores les eche para atrás un volumen tan extenso como son los de “Generación Subway”.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? No puedo contestar a esta pregunta porque lo desconozco completamente. Los autores “Subway” estamos en este proyecto para llegar al corazón de mucha gente, pero dependemos de los lectores. Los necesitamos para seguir contando historias. Sin ellos no podremos seguir inmersos en estas aventuras literarias que tantas satisfacciones nos dan.

-¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. Acabo de terminar una traducción de una obra de teatro de Conan Doyle que se publicará en los próximos meses. A partir de ahora, seguiré con dos proyectos que dejé aparcados para embarcarme en esa traducción. El primero es una novela negra con el título provisional de “Mariposas negras” y el segundo es un libro de viajes con el título provisional de “El país que nunca duerme”. Veremos cuál de los dos acaba tomando la delantera.

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? Pienso que es una idea totalmente cierta. Las nuevas tecnologías han arrasado con todo y no siempre de manera justa. Ahora mismo la capacidad de razonamiento ha quedado mutilada por la influencia de cualquier aparato tecnológico que aparece en el mercado. Es uno de los principales peligros de este siglo que se nos avecina. Los escritores debemos estar alerta para seguir defendiendo el poder de la palabra y del razonamiento.

-¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? Sin duda, estamos ante una etapa absolutamente incierta. El siglo XXI acaba de comenzar y estamos viendo como las bases sobre las que se cimentó la sociedad del siglo XX se están tambaleando. Estamos a punto de comenzar una época nueva que quizás sirva como una reconstrucción de los peores aspectos de nuestra sociedad. Solo el tiempo dirá si seremos capaces de llevar esta labor a cabo.

En cuanto al arte y la literatura, he de decir que también estamos ante una etapa oscura, difícil y llena de dudas. El siglo XX asoló el panorama cultural introduciendo una plaga como son los conceptos de marketing y el de las ventas. Estamos ante una cultura de mercado que nos machaca, si no leemos el bestseller de turno o no vemos la película más taquillera. Por todas estas razones, creo que, cada vez más, se necesitan artistas o escritores comprometidos en revertir esta situación tan endemoniada.

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Mario Benedetti, Mario Vargas Llosa y Federico García Lorca. Del primero me impresionaron su elegancia y sus obras de denuncia social. Las novelas de Vargas Llosa me enseñaron a disfrutar del poder de seducción de las buenas historias. Y ¿qué decir de las desgarradoras obras de teatro y de los sutiles poemas del granadino más universal? Sobran las palabras.

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? Hace dos años descubrí a una escritora que está tratando de hacerse hueco en el panorama literario español y que es maravillosa. Se trata de Helena Cosano. Sus tres últimas obras son una delicia. Se titulan “Almas brujas”, “El viento de Viena” y “Teresa, la mujer”. Os las recomiendo totalmente. Estoy seguro de que os van a encantar.

-La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Para mí, la identidad transeúnte tiene mucha relación con un fenómeno muy triste que se está dando hoy en día en nuestro país: la marcha de jóvenes al extranjero en busca de trabajo y otras oportunidades que en España se les niega. ¡Quién diría que se trata de la generación más preparada de los últimos tiempos! Estas personas, que son algunas de las que intento retratar en mis historias “Subway”, ya no sienten que su vida y su identidad estén ligadas a un único lugar. Son la versión moderna de los antiguos nómadas.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? No creo que la cultura haya sido nunca una prioridad para ningún gobierno ni para nuestros políticos. Por este motivo, en los últimos tiempos se han cometido tropelías en temas como el IVA cultural o las subvenciones. La subida del IVA cultural fue un ataque directo a la igualdad de oportunidades. Siempre los gobernantes han considerado a la cultura como un artículo de lujo que no era imprescindible. De ese pensamiento tan peligroso vienen los problemas que hoy en día estamos sufriendo. El tema de las subvenciones también tiene su raíz política. Mientras que estas ayudas sigan estando concedidas por altos cargos propuestos por un partido u otro, nunca se estará primando por ayudar a proyectos culturales de calidad. Esto es un hecho.

El tema de la piratería y los derechos de autor es un tanto diferente. Creo que el problema que tenemos hoy en día con la piratería y, por consecuencia, con las justas retribuciones que tendrían que revertir en el autor, viene relacionado con la mala imagen que han tenido la cultura y los creadores en nuestro país. Por si esto fuera poco, la introducción de elementos de competitividad económica en el mercado literario ha terminado por arruinar un sistema que ya era injusto y desproporcionado de por sí.

-En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Les diría que dejasen de contemplar su propio ombligo e intentasen no tratar los temas que conciernen al país como si estuvieran inmersos en una batalla táctica continua.

Con respecto a su supuesto miedo a hablar sobre la cultura en los debates, no estoy tan de acuerdo. Creo que no hablan de cultura porque el tema no les proporciona rédito político.

-Lánzanos una idea subterránea. Comencemos a fijarnos en las personas que transitan los espacios subterráneos de las grandes ciudades. En cada una de ellas encontraremos retazos de vidas minúsculas que son el mejor material para cualquier novela.

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Estos dos conceptos están tan interrelacionados entre sí que creo que no se pueden diferenciar. La creatividad está directamente implícita en el arte o en la literatura. Cuando escribimos una novela con un estilo literario propio y personal, ya estamos siendo creativos. Otra cosa completamente diferente sería cuando alguien escribe un libro siguiendo unos marcados patrones prefabricados presionado por una editorial o por el propio mercado. Hablo de ciertas novelas que siguen determinadas tendencias que “están de moda” como las miles de novelas eróticas que tratan de imitar el éxito de “Cincuenta sombras de Grey” o las novelas de fantasía que se publicaron después de “Harry Potter” o “Crepúsculo”. Eso no es ni arte ni literatura. Se trata de otra cosa que ahora no podría definir.

-¿A favor o en contra de los premios literarios? Estoy a favor de los premios literarios no amañados de antemano y que sirven para la promoción verdadera de un autor o de una obra. El resto de premios que no cumplen esta característica se podrían denominar como estrategias comerciales que nada tienen que ver con la literatura.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? No estoy ni a favor ni en contra. Cada organismo que convoca un premio literario puede determinar las bases que estime oportunas. Lo más importante para un verdadero premio literario es que no esté amañado de antemano.

-¿A favor o en contra de la RAE? Estoy a favor de la RAE como institución que debe fijar, limpiar y dar esplendor a la lengua, pero estoy en contra de que se convierta en el cementerio de elefantes que es ahora.

-¿A favor o en contra del masculino genérico? ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? No estoy ni a favor ni en contra. La lengua española no es machista de por sí. Lo que sí es machista es el uso que se le puede dar por parte de determinadas personas.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoció? Estoy completamente a favor. Si se utiliza bien, Facebook es un arma poderosísima y puede ayudar al escritor mucho en su labor de promoción. Hoy en día, el escritor del siglo XXI debe jugar con todas las bazas que tenga a su alcance. Las redes sociales son una posibilidad dentro de otras muchas.

-¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Le diría que si cree que la literatura de este siglo necesita cambiar de perspectiva, debe dar un paso adelante y atreverse a ser “Subway”. Somos un grupo receptivo y abierto, así que necesitamos a muchas más voces que nos pueden complementar a redondear un proyecto tan atractivo como éste.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: