Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Rosa Montolío

Rosa Montolío Catalán (Teruel, 1959). Licenciada en filología Anglo-germánica por la Universidad de Valencia, escribe narrativa, poesía y teatro. En 2007 inicia su carrera literaria con Light on the thriller. The USA & Spain, ensayo que le seguirá Poems on a bench (2008), libro de poesía para adolescentes junto a un CD con los poemas acompañados de música, y las obras de teatro El sueño de Derek (2010) y su versión en inglés Derek’s dream (2010) sobre el bullying y la violencia de género, después Britney S.P. & Company (2011) sobre un perrito abandonado. Todos con el libro del profesor. Ha sido finalista y seleccionada con microrrelatos, poesías y relatos en concursos literarios, publicados en diversas antologías como en Nada es lo que parece (2016) de la Generación Subway, editada por Playa de Ákaba. 

Rosa-Montolio-¿Qué es para ti ser «Subway»? Para mí, ser ‹‹Subway›› es compartir con un grupo de escritores unas vivencias sociales parecidas y trasladarlas a la literatura, ya que todos hemos nacido en la segunda parte del siglo XX y hemos vivido los cambios sociales y culturales de esa época, y seguimos viviendo los del siglo XXI. Tenemos unas experiencias comunes.

-¿Desde cuándo eres «Subway»? Desde este último volumen Nada es lo que parece, pues descubrí la editorial Playa de Ákaba al buscar concursos literarios. Yo soy profesora de inglés y me llamó poderosamente la atención la palabra ‹‹Subway››, y pensé que podía ser muy interesante puesto que también escribo en inglés, y así ha sido.

¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? Como acabo de mencionar, solo en el Volumen III Nada es lo que parece, de Breve, donde está incluido mi relato Por qué Nadia salió y nunca volvió. Es una antología magnífica por la calidad literaria y, especialmente, por el homenaje a Cervantes en el 400 aniversario de su muerte, que me parece una idea excelente.

Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. La individualidad en la que nos movemos que conlleva una mala comunicación entre nosotros y un desconocimiento de las personas que nos rodean, implicando todo ello una gran soledad. Aunque nos movemos en masa, es desalentadora la individualidad del ser.

¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? En este primer libro, me he fijado especialmente en los relatos de las escritoras de la editorial: Mamadre, de Noemí Trujillo, y Estación Abbesses de Mónica Sánchez, los cuales me han gustado mucho por conectar con la naturalidad social de aquí y ahora. También me he fijado en Blanca Langa porque he coincidido con ella en algún acto y también conecta con la realidad aparente de hoy en día. Hay muchos más autores que me han gustado por una sensibilidad especial, pero en todos he observado una buena escritura y calidad. Por otro lado, en el libro de poesía he observado la presencia de poetas importantes como José Verón, que también es de Aragón. En Nada es lo que parece, Poesía, también hay mucha calidad.

¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? Sí, por supuesto. El estar en esta antología nos da mayor visibilidad a todos los autores seleccionados. Pienso que en cada proyecto que un autor participa y es seleccionado siempre se obtiene un reconocimiento que añade visibilidad a tu obra, que hace que más personas te conozcan, y eso es bueno. Generación Subway, Volumen III añade más proyección a mis relatos.

¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? Que escribimos sobre temas actuales. Nuestras vivencias sociales y emociones las convertimos en literarias. Es importante mostrar nuestro momento histórico.

-¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? Uhm… ¿más humor? Veo una generación un poquito triste, será porque nos ha tocado la Crisis. En realidad, en la literatura no hay movimientos muy, muy divertidos, hay pinceladas de humor, pero siempre desde la introspección.

La «Generación Subway» ha pasado ya por Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo, Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? Hay dos ciudades que me gustaría que fuera: Valencia y Zaragoza. A Valencia porque yo vivo allí, y a Zaragoza porque soy aragonesa. En ambas ciudades hay un buen ambiente literario, sobre todo en las asociaciones literarias. Yo pertenezco a CLAVE (Asociación de Escritores y Críticos Valencianos) y a AAE (Asociación Aragonesa de Escritores) y veo que en las dos hay una gran preocupación por la cultura, se organizan un buen número de actos y se respira profundamente la literatura.

¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? Me parece estupendo, ¡muy bien!, porque hay adolescentes que tienen mucho talento literario y apenas se les oye. Yo imparto talleres literarios para ellos, y me doy cuenta del potencial literario que tienen y de los pocos medios con los que cuentan para desarrollarlo, para escribir bien. Los mayores tenemos que ayudarles.

Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? De momento, todo es bueno. Me siento muy bien en esta generación. Conecto.

¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? A mí me parece que un proyecto de estas características es duradero porque en la actualidad se escribe mucho, pero disperso, y la palabra ‹‹Generación›› da otra dimensión: une, consolida, mantiene. Si pensamos en generaciones anteriores, todas están formadas por grupos de escritores con elementos comunes. Desde mi punto de vista, la ‹‹Generación Subway›› es un proyecto que perdurará con el tiempo y se incluirá en la Historia de la Literatura.

¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. Yo soy una persona muy activa, y siempre tengo proyectos empezados, bien en papel o bien en espíritu. Ahora mismo estoy terminando una novela breve, y he acabado un poemario para jóvenes de ‘a partir de 16-17 años’, personas que sientan y les preocupe el mundo en que viven, y un libro de relatos muy eróticos de mujeres, son inéditos, y en mi cabeza tengo teatro, mucho teatro, que me encanta y le dedico poco tiempo. Ah, y estoy concursando, en poesía, micropoesía, relato, microrrelato… que es muy divertido; afortunadamente, he sido finalista y recibido muchas selecciones. También estoy incluida en un buen número de antologías. En fin, voy dando pasos.

Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? Sí, estoy de acuerdo, aunque no debería de ser así, creo que no utilizamos bien la tecnología, le dedicamos demasiado tiempo en detrimento del contacto físico con los seres humanos. Con los móviles, o con los ordenadores, a pesar de parecer que estamos más próximos, tenemos una pantalla delante que nos separa y nos distancia, y la calidez humana se evapora, se recorta la expresión de las emociones en las conversaciones, todo es más ‹‹light››. Sí, las nuevas tecnologías limitan mucho al humanismo.

¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? Claro, estoy de acuerdo en que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres, al menos por lo que se percibe ahora. Todo es incierto, en general no se sabe muy bien a dónde vamos, aunque hay mucha creatividad en el mundo del arte y la literatura, hay mucha confusión, las líneas no están claras, hay mucho movimiento que no se sabe muy bien a dónde nos conduce.

¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Pues, partiendo de la base de que soy filóloga en la especialidad de inglés y que siempre me ha encantado leer, Shakespeare es uno de mis favoritos, especialmente por su proximidad con el alma humana. Aparte de él, Cervantes también es muy importante, y una amplia lista de escritores como García Lorca, Aleixandre, Salinas, Perrault, Chaucer, Faulkner, Wordsworth, Coleridge, Silvia Plath, Doris Lessing, Nadine Gordimer… y tantos otros que me han ido dejando huella.

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? Hace poco he releído la obra del poeta Francisco Brines, que me parece indispensable.

La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Que somos entes que nos movemos por el asfalto; salimos, quedamos, trabajamos, sentimos, nos emocionamos en las ciudades, con la mochila pegada a la espalda y el bono-metro-bus metido en el bolsillo, tenemos esa dinámica: somos transeúntes.

¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Por supuesto, especialmente factura económica. Es lamentable el vacío actual de subvenciones del Estado pues afecta directamente a la cultura y a los ciudadanos: lectores, escritores y editores. Esperemos que una situación tan catastrófica como la actual se remedie pronto.

Sobre el IVA cultural, ha hecho mucho daño a la cultura, por ir al grano puedo decir que en el cine ha afectado mucho y la piratería ni que digamos, al final los directores de cine van a vivir del aire. Tienen que haber leyes sobre la piratería para proteger a la creación.

Y con relación a los derechos de autor y las subvenciones al sector del libro pues igual: ¡viva la imaginación de los editores y los autores!

En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Sí, la cultura ha sido la ‹‹gran olvidada››. Es tremendo, porque la cultura mueve al mundo. Recortar cultura es someter al hombre. La cultura ayuda al pensamiento, hace que el hombre sea libre.

Lánzanos una idea subterránea. No sé, a ver… podríamos escribir haciendo surfing, pero dentro de la ola, en el ‹‹túnel››. Quiero decir que tengamos siempre en nuestra mente objetivos difíciles de conseguir, como sacar adelante este proyecto literario de ‹‹Generación Subway››.

Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Desde mi punto de vista la literatura es arte, es el arte de la palabra. Los escritores creamos con palabras, construimos belleza con las letras, los significados, la forma de las palabras, el ritmo, la longitud de la frase… es decir, con todo lo que conlleva expresar una idea y hacerla bella por medio de la escritura. El espacio fronterizo hasta alcanzar un arte sublime depende normalmente de percepciones individuales que tiene cada autor.

-¿A favor o en contra de los premios literarios? A favor. Los premios literarios son un reconocimiento al trabajo literario. En mi caso el primer reconocimiento que recibí fue pictórico, a los 11 años quedé finalista en el concurso de El Día de la Madre, que convocaba El Corte Inglés, me hizo mucha ilusión, por eso en mi obra literaria siempre hay pinceladas artísticas.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? ¡Hombre! ¡Solo de mujeres! ¡Je, je! Que haya de todo, de mujeres, de hombres, de hombres y mujeres, de adolescentes…. Yo pienso que lo importante es que haya de todo y que tengamos oportunidades para elegir.

-¿A favor o en contra de la RAE? La RAE es importante, porque en ausencia de otros organismos que cuiden de la lengua, está bien, alguien tiene que preocuparse y normalizar la lengua española. En otros países, como Inglaterra, no hay Real Academia de la Lengua.

-¿A favor o en contra del masculino genérico? ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? ¿Te refieres a aquello de ‹‹miembro›› y ‹‹miembra››? Pues, la verdad es que la lengua española tiene muchos términos masculinos que deberían tener también el femenino.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? A favor, a favor, hay que utilizar lo bueno que nos ofrece la tecnología.

¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que escriba, que la Editorial Playa de Ákaba es seria, que hay un buen equipo y que ante todo les interesa la calidad literaria. También le dan una gran importancia a la divulgación de la obra, haciendo muchos actos de presentación, y por otro lado, veo que nos cuidan a nosotros, los autores, por ejemplo, dándonos la oportunidad de realizar esta entrevista para que se nos conozca mejor.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: