Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 3: Carmen García Navarro

Carmen García Navarro (Almería, 1965). Doctora en Filología Inglesa, es profesora  de secundaria y profesora Asociada de la Universidad de Almería. Ha participado en cuatro de las antologías de la editorial Playa de Ákaba, como Cuentos de Navidad o en la antología de relato breve de la Generación Subway 3.

Carmen García Navarro-FOTO-¿Qué es para ti ser «Subway»? Ser “Subway” es un modo de situarse en esta sociedad y de decir cómo nos vemos en ella. En nuestro mundo se han impuesto las tecnologías como mito, y muchas veces las relaciones entre las personas adquieren la categoría de subalternas. Como autora, ser “Subway” es reconocerse como parte de ese entramado, es repensar las relaciones desde el diálogo y desde una mirada serena sobre los desafíos que se nos plantean hoy.

¿Desde cuándo eres «Subway»? Desde que conocí el proyecto, “Subway” me interesó. Vivo en Almería y me alegró mucho saber que un proyecto singular y fresco como “Subway” se gestara en esta tierra.

-¿En cuántos de los volúmenes publicados has participado con tus textos? Hasta ahora he participado en cuatro antologías: Relato Breve, Cuentos de Navidad, Relato Breve III y Poesía.

-Señala algo significativo de tus textos publicados en el proyecto. Diría que en mis textos los personajes conviven con la soledad, el desarraigo, la violencia. Hay un acercamiento a la sensación de vacío y la alienación que experimentan. También me interesan los personajes femeninos a los que vemos crecer dentro de un texto, mujeres que no ocultan su deseo de explorar distintas facetas de su vida. Yo diría que son mujeres en tránsito, en busca de un lugar propio y, en el recorrido de esas búsquedas, habitan espacios fronterizos, no definidos a veces. Ahí surgen relaciones y experiencias que las invitan a repensar su lugar en el mundo.

-¿A qué autores «Subway» sigues? ¿Qué te gusta de ellos? Leo todo lo que puedo. Sinceramente, creo que las voces de estos autores y autoras son personalísimas, y me gusta el trabajo que hay detrás de cada relato, de cada poema, el cuidado en el estilo, el lenguaje, la atención a los detalles. Por ejemplo, en el último proyecto en el que he participado, el volumen de poesía,  es muy interesante ver cómo se ha trabajado el reto propuesto por la editorial: cada poema debía estar encabezado por una cita de Hamlet. Ahí se ve ese trabajo de búsqueda que da sentido al porqué de la cita y al texto, porque, una vez leído el libro, encuentras que hay un hilo conductor que da sentido a toda la antología.

-¿Crees que el proyecto «Subway» te ha dado visibilidad como autor? Imagino que es algo que irá sucediendo. No voy a negar que la visibilidad es importante, aunque desde luego no es lo que mueve a un escritor.

¿Cuál es para ti el activo más importante de la «Generación Subway»? La acogida hacia cada uno de nosotros. Quiero decir que tú presentas tu texto y se te escucha, se habla, no eres un número. Eso es una parte esencial del valor de “Subway”.

-¿Qué idea aportarías de cara al cuarto volumen? Sería interesante reunir a autores que vivan en un mismo lugar, bajo propuesta de un tema común, por ejemplo, o autores a los que interese un espacio determinado y ver qué surge de ahí; autores que escriban novela corta, o cuentos para niños.

La «Generación Subway» ha pasado ya por  Carboneras, Córdoba, Getafe, Madrid y Alcalá de Henares. En breve visitará Trujillo,  Torrejón de Ardoz, el Valle del Jerte, Valladolid y Gijón. ¿A qué ciudad o localidad te gustaría que fuera? A Almería (risas). Desde luego, sería muy grato organizar una presentación aquí. Se pueden hacer presentaciones en lugares diferentes, como pueblos pequeños (como el caso de Carboneras o los pueblos del valle del Jerte), o un jardín botánico, por ejemplo. Los lugares ofrecen oportunidades insospechadas, y la mayoría guardan un pequeño tesoro, un espacio donde dar cabida a la literatura.

-¿Qué te parece que en los libros se incluyan textos de autores llamados «Subway Junior», es decir menores de 18 años? La escritura, como toda labor que exige paciencia y dedicación, es fruto de un proceso. Y además es un proceso al que se llega mientras uno se va formando. La formación se adquiere con el tiempo, con lecturas, y aunque existen las vocaciones tempranas, creo que es positivo que vayan acompañadas del gusto por el aprendizaje y la formación. En todo caso, la iniciativa que Playa de Ákaba está llevando a cabo para el fomento de la lectura en bibliotecas y colegios es encomiable y de ahí surgirán nuevos lectores y futuros escritores.

-Si tienes que hacer autocrítica, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de la «Generación Subway»? Lo mejor es la acogida de voces distintas que, respondiendo a un objetivo común, tienen cabida en diferentes antologías. Esto une, permite una identificación con un proyecto y con otros autores guiados por objetivos y proyectos comunes. Sientes que, en este sentido, no trabajas sola, que hay otros y otras que trabajan igualmente para que cada antología salga adelante. Estoy convencida de que eso fortalece el deseo de cuidar este tipo de proyectos. En cuanto a lo peor, podría pensarse que “Subway” se cuece en el centro, alejado de las periferias, pero creo que eso está muy compensado con el esfuerzo por extenderlo a distintos lugares fuera de Madrid. Me gusta pensar que es un proyecto itinerante, tejido en red, abierto, que no deja de ser sólido y bien definido.

-¿Crees que la «Generación Subway» es algo que se ha quedado en el corazón de mucha gente o te parece algo pasajero que se olvidará pronto? Eso dependerá de los lectores y lectoras, y en gran medida de lo que los autores seamos capaces de ofrecer.

¿En qué estás trabajando ahora? ¿Qué estás escribiendo? Cuéntanos tu próximo proyecto literario. Trabajo en un libro de relatos que espero vea la luz próximamente.

-Uno de los puntos del ideario de la «Generación Subway» es cómo el humanismo decrece al paso de las nuevas tecnologías. ¿Qué piensas al respecto? Como he dicho antes, vivimos en un mundo donde se ha impuesto el uso de las tecnologías hasta el punto de haberse convertido en mito. Hoy necesitamos las tecnologías pero no debemos depender totalmente de ellas. Nos ensanchan el mundo, nos llenan de posibilidades, pero sin olvidar la esencia de lo que somos.

¿Crees que el siglo XXI es un siglo de incertidumbres? ¿Qué piensas del momento en el mundo del arte y la literatura? La incertidumbre va con el ser humano. Nuestra existencia no es fija e inamovible, todos pasamos por momentos de dudas. El siglo XXI es heredero de valores sembrados a lo largo de muchos años, y eso mismo puede alentarnos en la reflexión sobre qué queremos para nuestro hoy y nuestro mañana. El arte y la literatura están vivos, como todo lo que nace de la necesidad del ser humano por expresarse.  El arte refleja el tiempo en que vive el creador, la literatura habla de los sueños, los miedos y los universales que han hecho al ser humano desde todos los tiempos, sólo que cada época muestra distintas tendencias y distintas formas de acercarse al pública.

-¿Quiénes han sido tus madres/padres literarios? Uno de los primeros libros que leí fue El maravilloso viaje de Nils Holgerson de Selma Lagerloff. Me acuerdo de que lo recibí una mañana de Reyes y me gustó la tapa blanda del libro, de color anaranjado. Descubrí el mundo de un niño viajero, cielos y aves que me llenaron de curiosidad, asombro y alegría. Luego vendrían Pío Baroja, Rosalía de Castro, Miguel Delibes, Luis Cernuda, Alberti, Gabriel García Márquez, Faulkner, Chéjov, el romántico John Keats, Updike o John Fowles. Mis madres literarias siguen siendo Charlotte Bontë, Carmen Martín Gaite, Kate Chopin, Virginia Woolf, Doris Lessing. Y me acompañan también Julia Uceda, Amalia Bautista, Luisa Castro, Juana Castro, Chantal Maillard y las chicanas Gloria Anzaldúa o Pat Mora. Cada autor y cada autora nos alimenta de una manera, aprendemos constantemente de ellos, todos van con nosotros.

-¿A qué autor recomiendas encarecidamente leer? Depende de a quién se dirija esa recomendación. Si pienso en autores en lengua española, recomendaría no perderse a Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Miguel Delibes, Gabriel García Márquez o Javier Cercas. De autores extranjeros recomendaría a Doris Lessing, a Joseph Conrad y a Updike.

-La «Generación Subway» aboga por una identidad transeúnte. ¿Cómo definirías este concepto? Las identidades no vienen hechas, se van haciendo. El ser humano no es estático, pasamos de una vivencia a otra, de un lugar a otro, nos identificamos con procesos de tránsito que nos permiten recorrer espacios físicos y también emocionales. Esa identidad se va haciendo flexible, abierta a lo que trae la experiencia y sirve para alcanzar un mayor acomodo a los retos que plantea la vida.

-¿Crees que la incertidumbre política que vive el país le pasa factura también a la cultura? ¿Qué piensas del IVA cultural, de la piratería, de los derechos de autor y de las subvenciones al sector del libro? Sí, lo creo, y me apena pensar que la cultura no sea una prioridad. Es lógico que los productos culturales tengan un iva pero no lo que ha sucedido aquí, eso es vergonzoso. Con la piratería no estoy de acuerdo, es emplear también en eso la mentalidad de “en B”. No todo vale, y claro, me parece lógico que existan unos derechos de autor, una cosa va con la otra, si nos parece natural que la cultura nos salga gratis, entonces n hay una mentalidad de respeto por el trabajo de creación, además de por el trabajo que genera (empresas, inversiones, redes).

En cuanto a las subvenciones, hay sectores que lo necesitan, creo que deben ofrecerse para promocionar esa industria.

-En todas las entrevistas televisivas con nuestros candidatos políticos la cultura ha sido la gran ausente en los temas de conversación, ¿qué le dirías a los distintos representantes de las cuatro fuerzas políticas más importantes del país? ¿Por qué crees que tienen tanto miedo a hablar de cultura en los debates? Creo que la inversión en cultura es una de las mejores inversiones que puede hacer una sociedad y que beneficia a sus ciudadanos a corto y a largo plazo. Por eso les diría que la cultura es un bien, forma parte del bien común. Es también un proceso, como todo proceso educativo. Que vayan al cine, al teatro, a conciertos, y vean la creatividad hecha arte, un arte que también genera inversiones y riqueza. El miedo puede ser producto del desconocimiento, o una manera de reconocer el inmovilismo, que no siempre se hace lo que se podría.

-Lánzanos una idea subterránea. Cuando voy en el metro o en el autobús a veces veo a alguien que lleva un cachorro en el regazo, o un perro sujeto con su cadena acompañando al viajero que transita de una estación a otra. Me pregunto qué hace el animal que llevamos dentro, esa parte no domesticada, aunque sometida en mayor o menos grado, que todos tenemos. Pues esa parte, qué hace, por ejemplo, en una situación límite, en una estación de metro, o en la cola del autobús.

-Como creador/a, ¿cómo definirías el espacio fronterizo que existe entre la creatividad y el arte? Hay productos de la creatividad que se sitúan en los límites de lo que conocemos como arte, pero, ¿quién dice qué es arte y qué no lo es? La creatividad es algo que todos tenemos, otra cosa es que lo sepamos.

-¿A favor o en contra de los premios literarios? A favor.

-¿A favor o en contra de los premios literarios solo para mujeres? No estoy a favor. Creo que los premios literarios son un terreno idóneo donde hombres y mujeres deben medirse en igualdad de condiciones.

-¿A favor o en contra de la RAE? Totalmente a favor.

-¿A favor o en contra del masculino genérico? ¿Por qué? ¿Crees que la lengua española es machista? No creo que la lengua española sea machista, creo que es riqueza la distinción del masculino y el femenino; otra cosa es el uso exagerado y hasta partidista que se hace de la lengua o de esa distinción.

-¿A favor o en contra de Facebook y otras redes sociales como herramienta de promoción? A favor, si sirven para extender lazos y dar a conocer iniciativas que de otro modo llegarían a mucha menos gente.

-¿Qué le dirías a un escritor para animarle a ser «Subway»? Que nos lea y luego decida.

 

Si quieres comprar Generación Subway 3 Breve puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-relato-breve-vol-3

Si quieres comprar Generación Subway 3 Poesía puedes hacerlo aquí:

http://playadeakaba.com/?q=obras/generación-subway-poes%C3%ADa-vol-3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: