Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevistas a la Generación Subway 4: Begoña Abraldes Parrado

DSC_0597Tras el éxito de la Generación Subway 3 (homenaje a Miguel de Cervantes y a William Shakespeare), la editorial Playa de Ákaba quiere repetirlo, y va camino de hacerlo, con la demoninada Generación Subway 4, en la que rendimos homenaje al maestro Edgar Allan Poe. Por eso, difundimos las siguientes entrevistas a los escritores que han participado en la antología con relatos cortos o poemas. Hoy conocemos a Begoña Abraldes Parrado.


-¿Ha sido Subway 4 la primera edición en la que participas? Si has participado en más, cuál te ha resultado más motivadora? Ha sido la primera. Antes había participado en “Nueva carta sobre el comercio de libros”, que podría considerarse como el germen que dio origen a Subway.

-¿Cómo valorarías tu participación y la experiencia de este Subway 4? Mucho más enriquecedora de lo que imaginé, teniendo en cuenta que no pensé demasiado en el relato, que estaba casi bosquejado para otro proyecto que llevo gestando desde hace tiempo, y eso me obligó a variar el tono para dotar de resolución algo que no la tenía, además de introducir nombres que significaran lo que debían significar en el contexto general.

-¿Te ha gustado y te has sentido cómodo escribiendo sobre Poe? ¿Es un género sobre el que te gusta escribir? El género me gusta tanto que me da un respeto reverencial, y es posiblemente un impedimento que me dificulta dar más de mí en este registro. Es como si revisar a Poe para soñar sus sueños me llevara a vivir en una pesadilla en la que no alcanzo el nivel ni el tono que deseaba cuando la historia vivía sólo en mi cabeza.

-Si has podido acudir… ¿Cómo has vivido la experiencia en la Feria del Libro de Madrid? Si no te ha sido posible asistir ¿cómo la has visto a través de las redes? Hice un gran esfuerzo para ir, necesitaba sentir el resultado final de la antología. La emoción de ver la obra terminada, presentada, arropada por tantos autores y con la ilusión que ha generado, me hicieron ser partícipe de algo que lamentablemente me dejó un regusto amargo que tiene relación con un hecho impredecible: la lluvia torrencial que cayó en el tiempo que me estaba destinado y que hizo que un par de amigos se encontraran la caseta ya cerrada cuando acudieron a visitarme, uno de ellos un escritor de renombre y colaborador de una importante emisora de radio que seguramente hubiera hablado del libro. Fue una pena, sobre todo recordando mis participaciones en la Feria del Libro de Bilbao, que tan buenas sensaciones me habían dejado cuando acudí a firmar un par de novelas en años sucesivos.

-¿Crees que la Feria ha ayudado a dar visibilidad y promoción al libro? Sin duda ha sido así. Tantos autores peleando por un sueño han impulsado el libro con remos que lo han hecho navegar hacia aguas verdaderamente profundas y de un calado que deja entrever la hondura del proyecto. Me queda la sensación de haber colaborado poco a esa visibilidad, pero eso me da fuerzas para volver a intentarlo en cuanto me sea posible.

-¿Piensas participar en Subway 5? ¿Y en Subway Hub? ¿Te parecen interesantes estos dos proyectos? Me parecen muy interesantes, pero, lamentándolo mucho, no podré participar en ninguno de ellos.

-¿Qué te aporta ser Subway, como persona y como autor? Sobre todo me identifica con gente que es como yo, y hablar de similitudes y además palparlas me consuela de esta situación en la que tantos talentos se ven arrinconados por productos que parecen más preparados y sin embargo sólo gozan de mejor envoltorio, en absoluto de la calidad que veo en los autores de este grupo que tiene que reinventarse para seguir escribiendo y luchar contra las corrientes que dictan las modas.

-¿Estás preparando actualmente alguna participación para otras antologías de la editorial? Me resulta imposible preparar nada con una intencionalidad concreta. A mí me asaltan las historias, y tendría que darse alguna situación análoga a la que se dio con el homenaje a Poe, que coincidiera con un plan que ya estuviera dando vueltas en mi cabeza.

-Dinos el nombre de algún escritor al que te gustaría que rindiéramos homenaje desde Playa de Ákaba. Se me ocurre Chéjov, por ejemplo. Normalmente me gusta leer cuentos de un modo espaciado, sin llenarme demasiado. El cuento es para mí el modo de desengrasar, de evadirme sin necesidad de sumergirme durante mucho tiempo en una lectura. Con Chéjov, sin embargo, no tengo ganas de parar y el deseo de hacer una breve incursión acaba convirtiéndose en una travesía más duradera. En contrapartida, me apasiona el mundo de Dostoievski, que combina novelones con relatos, y de igual modo me sumergen de tal manera en una época, que no quiero salir y me incita a seguir indefinidamente. Sería un reto tratar de lograr una profundidad como la que consiguen ellos, en la que se siente hasta la climatología y se escuchan los pensamientos de los personajes. Son dos ejemplos que podrían servir para encabezar otras muchas posibilidades, claro, como uno que podría tener el nombre de un autor, pero en realidad la motivación sería un poema concreto que nos vendría pintiparado: Benedetti, y su “No te rindas”.

-Cuéntanos si tienes algún proyecto literario personal en el que estés trabajando. Tengo dos proyectos pendientes de valoración (precisamente estoy pendiente de que Noemí Trujillo me diga algo acerca de “Sangre eterna” y “En ausencia de Dios”) y tengo una novela en la que estoy trabajando, ya muy avanzada en intención y planificación, pero cada día siento que hay algo más que aún debo conocer de la historia que se me va desvelando, y por eso se me resiste la escritura propiamente dicha.  No dejo de lado prestar un poquito de atención a mi última novela publicada, “El año de la niebla”, que va por la segunda edición y sigue viva.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: