Revista Digital Playa de Ákaba

Para llegar a la playa de Ákaba hay que cruzar el desierto, para publicar en Playa de Ákaba solo hay que tener talento

Entrevista a Iván Baeza, ganador del III Premio a la Creación Literaria Playa de Ákaba

“El final de la novela, lo que intenta transmitir es que aunque el cambio sea difícil, lo que sí podemos hacer es intentar hacerlo, intentar ser mejores personas, intentar crecer, intentar ser más grandes y, sobre todo, intentar ser más felices”


dscn2542Iván Baeza es enfermero y escritor. Participante en muchas de las antologías que publica la editorial Playa de Ákaba, se decidió a participar en el III Premio a la Creación Literaria, galardón que la editorial entrega entre sus suscriptores. Tras muchos retoques, envió la novela ‘Y la tierra se movió bajo ellos‘, de corte poético y primera “en serio” que ha escrito. En esta entrevista conocemos más a fondo esta novela.

-¿Cuál es el argumento de la novela?

Es una novela que trata, sobre todo, de los sentimientos. Y, además de poética, tiene cierta carga de intriga. Habla sobre todo de vida y muerte, de encuentros y pérdidas. Habla también de lazos familiares que a veces pueden llegar a ahogar de ser tan tensos. De lo que la vida nos deja dentro.

Todo comienza con una muerte repentina y cómo la familia, los personajes principales, se va organizando la vida, cuáles son las reacciones, las tensiones, todo lo que va surgiendo a raíz de esa muerte. Hay muchos secretos, cosas no dichas, y a raíz de ahí vienen muchas cosas del pasado, cosas nuevas, y sobre todo, la relación de los personajes principales: una madre muy conservadora y sus dos hijos, un hijo y una hija, que son muy progresistas.

El hijo es homosexual y la chica es totalmente agnóstica, muy científica, y la madre es muy católica y muy chapada a la antigua. Eso supone entre los tres cierta confrontación y llevar la vida y los problemas que surgen en el día a día de una forma difícil.

-Cuéntamos más cómo es esta relación entre madre e hijos. ¿Cómo chocan esos perfiles tan dispares?

Es una relación que parece más fácil de lo que es en realidad. Todos intentan cubrirse con una especie de bálsamo que hace que el día a día pueda fluir. Pero lo que hace es ir ocultando partes importantes de ellos, para poder llevar así la relación y la vida de una forma que parece lo más fácil posible, pero llega un momento en la narración en que se dan cuenta de que no es así, de que las cosas hay que afrontarlas, afrontar las realidades, y que por mucho daño que te puedan causar, al final es más saludable y beneficio para uno hacerlo así.

La trama, además, tiene un punto de intriga porque a raíz de esta muerte, la hija empieza a tener una especie de visiones, le empiezan a ocurrir cosas extrañas que no sabe muy bien si están ocurriendo o no. Si es algo que ella ve o no ve. Y es algo contra lo que ella lucha porque es una persona muy escéptica en esas cosas. Entonces quiere saber si es real o no, si viene causado por una enfermedad de tipo mental o algo más físico. Y eso va quedando oculto y variando la relación de los personajes.

dscn2598

-¿Dónde y cuándo está ambientada la novela?

La novela está ambientada en Madrid y es más o menos actual. Está ambientada hace unos años, cuando estábamos en el auge de la crisis económica, cuando nos teníamos que comernos los pisos y las hipotecas.

-Esta novela tiene un estilo muy poético. ¿Cómo lo has hecho para que no sea una lectura empalagosa?

Me gustan las novelas que tienen cierta carga poética, pero por tener carga poética no tiene por qué ser empalagosa o no ser de una temática romántica. A mí me gusta poder introducirlo (el carácter poético) en cualquier tipo de temática. Me parece que una novela negra, un thriller o una novela de aventuras se puede contar de una forma poética. Es lo que he intentado.

-¿Es la primera novela que escribes?

Sí que es la primera novela que escribo en serio. Con anterioridad, hace años, había escrito otra novela que cuando la terminé estaba bastante contento, pero no lo suficiente porque no me atreví a mandarla a ninguna editorial. Con el paso del tiempo me alegro de no haberlo hecho. Hubo otros dos intentos más, pero no acababan de cuajar, los acabé por desechar. Y esta ha sido la que considero mi primera novela, por la que más he luchado y la que más he intentado mover.

-¿Cómo se enmarca esta novela en tu trayectoria literaria?

Yo creo que surge en un momento de cambio, en un momento en el que quería contar ciertas cosas, en el que, además, quería dar el cambio de lo que era puramente la poesía o el relato a algo más elaborado. Yo creo que me ha supuesto un punto de inflexión. Es una novela muy retocada, que ha sufrido muchos cambios a lo largo del tiempo.

La he mandado a muchas editoriales, a muchos concursos, y cuando decidí mandarla al concurso de Playa de Ákaba, la leí y pensé que merecía la pena darle un cambio profundo. Y aunque la historia sigue siendo la misma, sí que es verdad que en forma necesitaba un cambio de estilo.

-¿Qué es lo que más deseas que el lector interiorice?

Espero que le conmueva, sobre todo. Que se quede con una sensación, aunque es una novela dura, tiene muchos puntos duros y de mucha felicidad, de que el final es esperanzador. Que te lleva a quedarte con que, aunque hay desgracias, también hay cosas buenas y por las que luchar. Uno de los temas más recurrentes en la novela es la posibilidad de cambio, si podemos cambiar o no nuestra forma de ser.

Ninguno de los personajes quiere ser como es, pero a todos les cuesta cambiar, les da miedo cambiar. El final de la novela, lo que intenta transmitir es que aunque el cambio sea difícil, lo que sí podemos hacer es intentar hacerlo, intentar ser mejores personas, intentar crecer, intentar ser más grande y, sobre todo, intentar ser más felices.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: